Deporte si pero con cabeza

por | 24 Septiembre, 2012

http://ababol.laverdad.es | María José Moreno

Evitar la vida sedentaria es un consejo habitual en la lucha contra multitud de patologías, pero una práctica física sin control puede dar lugar a otros problemas fáciles de evitar

Hablar de rendimiento deportivo no es solo hacerlo de deportistas de élite y personas que persiguen superar unas metas, como acabar un maratón o subir una montaña. Según Ignacio Martínez, médico especialista en medicina del deporte de la Universidad de Murcia, «es importante diferenciar entre actividad física, es decir, cualquier movimiento que se hace con el cuerpo, como caminar o levantarse, y ejercicio físico, cuando se realiza una actividad física con el objetivo de conseguir unas mejoras en el organismo, como disminuir el colesterol, mejorar el ritmo cardiaco o, en el caso de los deportistas, mejorar sus marcas».

Atendiendo a esa diferenciación, Martínez explica que «la práctica de ejercicio físico es beneficiosa y suele ofrecer una serie de mejoras, pero también puede dar lugar a lesiones» por lo que una de las principales líneas de investigación del grupo que dirige – ‘Ejercicio físico y rendimiento humano’- se centra en la prevención de los efectos nocivos del deporte.

«Entre las principales técnicas, se llevan a cabo estudios de fuerza muscular a fin de conocer el cuerpo de los deportistas para así equilibrar la musculatura y que todas las zonas del cuerpo trabajen por igual, y en el caso de tratar lesiones, las soluciones a este problema se encuentra en la fisioterapia, así como en la utilización de distintos aparatos que ayudan a acelerar la recuperación», explica el doctor Martínez.

Teniendo en cuenta los problemas que existen en torno al dopaje, el profesor de la UMU, cuyo trabajo es utilizado por federaciones regionales y equipos profesionales, asegura que «a los deportistas profesionales no se les puede tratar médicamente como al resto de personas, ya que se dispone de un listado de sustancias prohibidas que debe tener siempre en cuenta el médico y que no se pueden utilizar libremente».

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Al margen del campo profesional, el grupo está desarrollando también una investigación en torno al rendimiento deportivo en mayores, un trabajo que culminará con la tesis doctoral de la estudiante Raquel Vaquero, y a través del cual «se pretende crear una línea de ejercicios adecuados a las personas de edad más avanzada que les permitan mejorar su salud sin que se conviertan en una fuente de lesiones». Además, asegura que «es importante tener en cuenta las características de cada persona, ya que el programa de ejercicios para alguien con artrosis no va a ser el mismo que para alguien con osteoporosis o para alguien sano», por lo que siempre hay que consultar al médico de cabecera antes de lanzarse a realizar deporte y acudir a un centro especializado.

Excesos

Dentro de la investigación que está llevando a cabo Vaquero se ha podido constatar que «la condición física de las personas que realizan algún deporte de forma regular es mucho mejor que la de los sedentarios y por tanto su calidad de vida es mucho mejor». Ambos investigadores coinciden en que «nunca es tarde para comenzar a practicar ejercicio físico y aseguran que un poco siempre es mejor que nada», si bien es cierto que, llevada al extremo, la práctica de algunos deportes puede ser perjudicial para el cuerpo humano, el cual no está diseñado para tales excesos. Diversas investigaciones realizadas por el grupo Ejercicio Físico y Salud de la UMU demuestran que «la práctica, de forma profesional, de actividades como el ciclismo de carretera o el piragüismo pueden acarrear problemas lumbares», según explica el investigador principal, Pedro A. López Miñarro.

No obstante, indica que «siempre que la práctica de esos deportes se combine tanto con unos estiramientos adecuados como con ejercicios de fortalecimiento muscular, los beneficios superan a los perjuicios, ya que, por ejemplo, en el caso del ciclismo su práctica viene acompañada de una mejora de la capacidad cardiorrespiratoria del deportista y, por tanto, de su sistema cardiovascular, disminuyendo así el riesgo de infarto o de ictus, entre otros».

Por supuesto, incide López Miñarro, «para que se produzcan problemas físicos como consecuencia de la práctica deportiva, ésta debe realizarse de forma inadecuada, sin un correcto control, y con un alto volumen de trabajo».

El grupo de investigación, que ha contado con la financiación de la Fundación Séneca, dispone de una página web a la que se puede acceder desde la dirección webs.um.es/palopez en la que se pueden encontrar modelos adecuados de estiramiento y de fortalecimiento, así como otros muchos datos relacionados con la correcta práctica de diferentes deportes.

 

Deja un comentario