El mito de la actividad física moderada

By | 21 octubre, 2007

Mucha gente cree erróneamente que hacer ejercicio moderado tiene los mismos beneficios a la salud que la actividad vigorosa.

La realidad, dicen los expertos, es que la única forma de prevenir enfermedades es hacer 30 minutos de ejercicio vigoroso cada día, cinco días a la semana.

Una encuesta que se le hizo a 1.200 personas en Gran Bretaña reveló que el 50% de los hombres encuestados y 75% de las mujeres creen que los mayores beneficios se obtienen con el ejercicio moderado.

La gente, asegura el estudio, piensa que caminar, hacer jardinería o nadar un poco en la piscina local, puede mejorar la salud. Esto no es así. Ya que según un equipo de investigadores de las Universidades de Exeter y Brunel, con este tipo de actividad la gente obtendrá muy pocos resultados beneficiosos.

El doctor Miguel Acevedo, quien es un especialista en Salud Pública de la Universidad de Chile, le dijo a la BBC que “desde hace mucho tiempo se conoce que la actividad física sí contribuye en una acción preventiva a disminuir los riesgos de enfermedades, como las cardiovasculares”. “Y el consenso respaldado por estudios señala que en acciones preventivas el ejercicio físico debe ser frecuente, no menor de tres veces por semana, y con una intensidad que produzca por lo menos sudor o taquicardia (aceleración del ritmo cardiaco)”, agrega.

Los autores del estudio, publicado en la revista Medicina Preventiva, afirman que es “extremadamente preocupante” que los adultos crean que una breve caminata o un poco de jardinería es suficiente para mantenerlos en buen estado de salud.

Para obtener la mayor protección contra enfermedades como la obesidad, diabetes tipo 2 o trastornos cardiovasculares son necesarias las actividades vigorosas como correr, trotar, o algún ejercicio similar.

Según los expertos, estudios previos demostraron que los individuos vigorosamente activos viven más y gozan de una mejor calidad de vida que los individuos moderadamente activos o la gente sedentaria.

Además de reducir a la mitad los riesgos de diabetes o enfermedades cardíacas, estudios recientes demostraron que el ejercicio regular protege ciertos tipos de cáncer.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

El doctor Acevedo subraya: “No estamos hablando de un ejercicio pausado o reposado, estamos hablando de un ejercicio que imponga una cuota de esfuerzo corporal”.

Los resultados del estudio no sorprenden a los expertos ya que de cualquier forma, dicen, muy poca gente hace ejercicio, sea moderado o vigoroso.

Y existe una confusión generalizada entre lo que es ejercicio moderado y el vigoroso.

“El ejercicio es particularmente difícil para la población urbana que encuentra dificultad para incorporar en su agenda diaria minutos para desarrollar otras actividades”, señala el experto.

“Para estas personas nuestro consejo es: si viaja en transporte privado cámbiese a transporte público. Si viaja en metro, no tome la estación más cercana, camine una estación más allá”.

“Si está en un edificio no ocupe el ascensor, suba por las escaleras y si almuerza en la oficina, impóngase la tarea de ir a un lugar distinto y distante para hacer de ida una marcha vigorosa”.

El doctor Acevedo afirma que podría incluso ser aceptable que se dosifique en dos porciones de 15 minutos la actividad vigorosa.

“Lo importante es que esta actividad se sienta, que produzca el nivel de esfuerzo perceptible en el que los latidos cardíacos se aceleran y que se tiene un leve sudor”, explica.

http://www.corrientesnoticias.com.ar/interior.php?nid=91707

One thought on “El mito de la actividad física moderada

  1. MARCOS OLIVAS

    necesito informacion para tesis de grado en maestria en cultura fisica llo referente en la actividad fisica de moderada a vigorosa en niños primaria.

    Reply

Deja un comentario